Carta Europea de la Seguridad Vial

La Carta Europea de la Seguridad Vial es una invitación a emprender acciones concretas, evaluar resultados, y sobre todo concienciar sobre la necesidad de reducir el número de víctimas mortales de los accidentes de tráfico, adoptando las medidas más eficaces para alentar a los usuarios a aplicar las normas de seguridad y actuando coordinadamente entre todas las partes con responsabilidades en éste ámbito, porque la repercusión de tales medidas será tanto mayor cuantos más participantes intervengan en ellas.

La adhesión a esta Carta es una muestra de voluntad del firmante de contribuir activamente a reducir el número de victimas mortales por accidentes de circulación. Es un compromiso de seguridad vial que pueden firmar cualquier empresa, asociación u organismo público de cualquiera de los Estados miembros de la Unión Europea.

Al firmar se comprometen durante 3 años a aplicar voluntariamente las medidas que se derivan de su responsabilidad y de sus actividades a fin de alcanzar mayores progresos en materia de seguridad vial. Así como, dentro de los límites de sus responsabilidades a llevar a la práctica al menos uno de los principios y medidas siguientes:

PRINCIPIOS:

  1. Adoptar las medidas que entren dentro de sus competencias para contribuir al logro del citado objetivo de reducción de la mortalidad en carretera.
  2. Incluir las medidas de seguridad vial y la evaluación de los resultados en este ámbito entre sus objetivos prioritarios y sus propios criterios decisorios principales en el marco de sus actividades de investigación, de su organización y de sus inversiones, así como en el marco más general de la organización de sus actividades profesionales para así elaborar un auténtico plan de seguridad vial.
  3. Compartir con los organismos competentes en materia de seguridad vial información de carácter técnico y estadístico que facilite una mayor comprensión de las causas de los accidentes, de las lesiones por ellos ocasionadas y de la eficacia de las medidas preventivas y paliativas.
  4. Contribuir a la prevención de accidentes de circulación mediante medidas de calidad elevada en uno o varios de los siguientes ámbitos:
    • Formación e información iniciales y continuas de los conductores.
    • Equipamiento y ergonomía de los vehículos automóviles.
    • Remodelación de las infraestructuras a fin de reducir al mínimo los riesgos de accidente y su gravedad y fomentar una conducción segura.
  5. Perfeccionar y aplicar tecnologías que contribuyan a reducir las consecuencias de los accidentes de tráfico.
  6. Contribuir a desarrollar medios que hagan posible un control uniforme, continuo y adecuado de la observancia de las normas de circulación por las personas que actúen en su nombre o bajo su administración y sancionar de forma uniforme, rápida y proporcionada a los posibles infractores.
  7. Crear un marco que favorezca la introducción de actividades educativas permanentes y la rehabilitación de los conductores de riesgo.
  8. Procurar contribuir en la medida de lo posible a un mayor conocimiento de las causas, circunstancias y consecuencias de los accidentes a fin de extraer las enseñanzas pertinentes y evitar de este modo su repetición.
  9. Velar por que se preste asistencia médica, psicológica y jurídica eficaz y de calidad a las posibles víctimas de accidentes de tráfico.
  10. Aceptar una revisión inter pares posterior, de acuerdo con las normas de confidencialidad adecuadas, de las medidas que se hayan adoptado para incrementar la seguridad vial y, en caso necesario, extraer las enseñanzas que se impongan para revisar las medidas.

En definitiva, los firmantes de este compromiso están contribuyendo activamente a:

 

  • Reducir el número de accidentes de tráfico.
  • Reducción de los daños materiales y ambientales.
  • Mejorar la salud pública.
  • Aumentar la conciencia pública de esta cuestión fundamental.

Para más información pueden dirigirse a:

http://ec.europa.eu/transport/roadsafety/charter/welcome_2_es.htm

 

Deja un comentario