El riesgo eléctrico

Desde un punto de vista preventivo, una de las prioridades debe ser identificar las tareas que puedan suponer exposición al riesgo eléctrico, tanto de los técnicos electricistas como de los que no lo son, para poder aplicar medidas de prevención específicas.

Al ponernos en contacto con la corriente eléctrica, hay órganos y partes del cuerpo que pueden ser especialmente dañadas: la piel, el corazón, el riñón, los ojos o los sistemas nervioso y muscular.

Consecuencias del riesgo eléctrico.

  • Descargas eléctricas.
  • Caídas, golpes contra objetos o proyecciones de partículas como consecuencia de una electrocución.
  • Incendios o explosiones debido a su conversión en calor. Un sistema eléctrico con malas condiciones de seguridad es una de las causas más comunes de incendios en la industria.

Tipos de contactos eléctricos.

Existen dos:

  1. Contacto eléctrico directo: se produce cuando las personas entran en contacto con las partes activas de materiales y equipos que normalmente tienen tensión (cables, enchufes, etc.).
  2. Contactos eléctricos indirectos: es el contacto de una persona con elementos que accidentalmente tienen tensión, pero que normalmente no la tienen, como por ejemplo la carcasa de una máquina.

Obligaciones del empresario.

En relación a las obligaciones del empresario, el artículo 2 del Real Decreto 614/2001, sobre disposiciones mínimas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores frente al riesgo eléctrico, establece que: el empresario deberá adoptar las medidas necesarias para que de la utilización o presencia de la energía eléctrica en los lugares de trabajo no se deriven riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores o, si ello no fuera posible, para que tales riesgos se reduzcan al mínimo.

Precauciones.

Algunas de las consideraciones a tener en cuenta a la hora de prevenir el riesgo eléctrico, son:

  • El tipo de instalación eléctrica de un lugar de trabajo y las características de sus componentes deberán adaptarse a las condiciones específicas del propio lugar, de la actividad desarrollada en él y de los equipos eléctricos que vayan a utilizarse.
  • En los lugares de trabajo sólo podrán utilizarse equipos eléctricos para los que el sistema o modo de protección previstos por su fabricante sea compatible con el tipo de instalación eléctrica existente y los factores mencionados en el apartado anterior.
  • Las instalaciones eléctricas de los lugares de trabajo se utilizarán y mantendrán en la forma adecuada y el funcionamiento de los sistemas de protección se controlará periódicamente, de acuerdo a las instrucciones de sus fabricantes e instaladores, si existen, y a la propia experiencia del explotador.
  • Las instalaciones eléctricas de los lugares de trabajo y su uso y mantenimiento deberán cumplir lo establecido en la reglamentación electrotécnica, la normativa general de seguridad y salud sobre lugares de trabajo, equipos de trabajo y señalización en el trabajo, así como cualquier otra normativa específica que les sea de aplicación.

Consejos básicos de seguridad eléctrica.

  • La instalación deberá ajustarse al servicio que tiene que dar, garantizando el aislamiento de las partes activas eléctricamente, y la interrupción automática de la alimentación en caso de peligro.
  • Para evitar el riesgo de un aparato conectado a la red, este debe disponer de un correcto aislamiento de sus partes activas que, de forma accidental, puedan estar bajo tensión.
  • Cuando se utilicen alargaderas, ladrones y cables, usaremos los que soporten el consumo de los aparatos que se quieren conectar. Usaremos siempre clavijas normalizadas, y evitaremos que los cableados y las conexiones obstruyan zonas de paso.
  • Los trabajos de reparación de equipos eléctricos deben ser realizados por personal capacitado para ello.
  • Antes de instalar, modificar o reparar, los equipos deberán ser desconectados, comprobándose que realmente queden así.
  • Las personas que realicen tareas que supongan la utilización de equipos eléctricos deben conocer todas las implicaciones de seguridad eléctrica y se les informará por escrito de cualquier peligro potencial.

Deja un comentario