Guía práctica de subcontratación en el sector de la construcción

Sin embargo, el exceso en las cadenas de subcontratación, especialmente en este sector, además de no aportar ninguno de los elementos positivos desde el punto de vista de la eficiencia empresarial que se deriva de la mayor especialización y cualificación de los trabajadores, ocasiona, la participación de empresas sin una mínima estructura organizativa que permita garantizar que se hallan en condiciones de hacer frente a sus obligaciones de protección de la salud y la seguridad de los trabajadores.

Reconociendo esa realidad, la presente Ley aborda por primera vez, y de forma estrictamente sectorial, una regulación del régimen jurídico de la subcontratación que, reconociendo su importancia para el sector de la construcción y de la especialización para el incremento de la productividad, establece una serie de garantías dirigidas a evitar que la falta de control en esta forma de organización productiva ocasione situaciones objetivas de riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores.

Dichas cautelas se dirigen en una triple dirección. En primer lugar, exigiendo el cumplimiento de determinadas condiciones para que las subcontrataciones que se efectúen a partir del tercer nivel de subcontratación respondan a causas objetivas, con el fin de prevenir prácticas que pudieran derivar en riesgos para la seguridad y salud en el trabajo. En segundo lugar, exigiendo una serie de requisitos de calidad o solvencia a las empresas que vayan a actuar en este sector, y reforzando estas garantías en relación con la acreditación de la formación en prevención de riesgos laborales de sus recursos humanos, con la acreditación de la organización preventiva de la propia empresa y con la calidad del empleo precisando unas mínimas condiciones de estabilidad en el conjunto de la empresa. Y, en tercer lugar, introduciendo los adecuados mecanismos de transparencia en las obras de construcción, mediante determinados sistemas documentales y de reforzamiento de los mecanismos de participación de los trabajadores de las distintas empresas que intervienen en la obra.

1.Objetivos.

Tras la entrada en vigor de la Ley 32/2006 reguladora de la subcontratación en el Sector de la Construcción, el sector se ha visto inmerso en un gran número de cambios documentales que en un gran número de ocasiones conlleva a confundir al pequeño empresario.

Es por esto que el Gabinete de Prevención de Riesgos Laborales estima de gran interés elaborar una "Guía Práctica" que ayude al empresario a elaborar y mantener al día la documentación relativa a la gestión de la prevención de riesgos laborales según la ley de subcontratación y el reglamento que la desarrolla.

2.Desarrollo.

Esta actuación se llevará a cabo mayoritariamente en estudio de la legislación vigente en el sector de la construcción, y su posterior presentación en formato Guía Práctica.

 

Deja un comentario