Verificación de equipos de trabajo y medio de protección en los puestos de trabajo.

Cuando en el proceso de evaluación de riesgos laborales se detecte que la utilización de un equipo de trabajo pueda presentar un riesgo específico para la seguridad y la salud de los trabajadores, la organización planificará las medidas preventivas con el fin de cumplir con los principios fijados en el Artículo 15 de la LPRL y haciendo especial énfasis en que la utilización del equipo de trabajo sea realizada por el trabajador asignado a ese puesto, con la formación y destreza que le correspondan. También se incidirá en el estudio de los trabajos de reparación, transformación, mantenimiento o conservación, para que éstos sean realizados por los trabajadores específicamente capacitados para ello o encargados a empresas especializadas y siguiendo las pautas marcadas por los fabricantes de los equipos de trabajo.

Además, el empresario deberá proporcionar a sus trabajadores equipos ajustados a la normativa y con las protecciones colectivas e individuales adecuadas para el desempeño de sus funciones, y deberá velar por el uso efectivo de los mismos cuando, por la naturaleza de los trabajos realizados, sean necesarios.

Los equipos de protección individual deberán utilizarse cuando los riesgos no se puedan evitar o no puedan limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.

La verificación de los equipos de trabajo y medios de protección en el puesto de trabajo pretende comprobar, en el seno de la empresa, el nivel de cumplimiento del citado Artículo de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y de la normativa que la desarrolla, por parte de las empresas participantes. Además se pretende desarrollar una herramienta de fácil utilización para que sea empleada por los integrantes del Sistema de Gestión de la Prevención de Riesgos Laborales de todas las empresas de nuestra Organización y establecer de esta forma una serie de actuaciones centradas en asesorar, y si fuera el caso, corregir las deficiencias encontradas, así como tomar las medidas oportunas para paliarlas o eliminarlas definitivamente.

OBJETIVO DEL VI PLAN DE ACTUACIÓN DE PRL DE EXTREMADURA: Esta actuación se encuadra dentro del “OBJETIVO 1.- Lograr un mejor y más eficaz cumplimiento de la normativa, con especial atención a las PYMES y autónomos.”

 

Fases de la acción:

Esta acción se ve divida en fases de promoción, actuaciones en las empresas y estudio de resultados obtenidos.

Fase 1- Difusión, publicidad y comunicación de la acción a las empresas

Esta fase ha sido el punto de partida de la acción, ya que la correcta difusión del mismo es la clave para que las acciones a desarrollar permitan una muestra representativa de los equipos de trabajo a analizar.
Para desarrollar esta fase, este Gabinete ha utilizado los siguiente medios:

  • Comunicación informativa de la acción mediante los órganos de representación en las diferentes empresas y asociaciones.
  • Comunicados de prensa poniendo en conocimiento el Proyecto y las distintas actuaciones.
  • Envío de circulares a todas las asociaciones y empresas que de alguna forma se encuentran integradas en la Confederación.
  • Acceso directo y gratuito a nuestra web: www.prl-creex.es
  • Publicaciones y reseñas a través de las emisiones periódicas en boletines.
  • Llamadas a aquellas empresas que han colaborado en otras actuaciones desarrolladas en anteriores anualidades del Proyecto.

La utilización de los distintos canales de difusión se ha realizado siguiendo criterios de eficiencia y relevancia, y se ha contado con la colaboración de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Provincia de Badajoz -COEBA-, Federación Empresarial Cacereña -FEC- y Federación Empresarial Placentina -FEP-, otras entidades.

Durante todo el proceso de difusión, publicidad y comunicación, se ha recogido la demanda del servicio por parte de las empresas a través de los canales expuestos.

Fase 2.- Actuaciones en las empresas que voluntaria y gratuitamente participen.

El logro de los objetivos concretos expuestos con anterioridad, vendrá determinado fundamentalmente por el desarrollo de esta fase, que se verá completada con las actuaciones que se abordarán en la etapa siguiente.

Este control esta soportado por criterios de evaluación concretos, que permiten implementar un protocolo de actuación en cuanto a las perspectivas de verificación de los equipos de trabajo y medios de protección en el puesto de trabajo.

Los criterios de evaluación se han visto materializados en la elaboración de listas de chequeo, que son de gran utilidad a la hora de visitar a las empresas. Tras la recepción de las primeras solicitudes de participación por parte de las empresas interesadas en que el Proyecto se lleve a cabo contando con su colaboración, se ha procedido a desarrollar la actuación tomando contacto con éstas. Estas listas de chequeo serán incorporadas a la herramienta on-line desarrollada en el 2010 para las condiciones ergonómicas de los puestos de trabajo.

Las primeras visitas han sido de gran utilidad para evaluar el correcto desarrollo de las listas de chequeo, acometiéndose sobre ellas cuantas modificaciones se estimen oportunas en el futuro para su constante mejora.

Para alcanzar estos objetivos, se ha contado con un servicio compuesto por un equipo multidisciplinar compuesto por técnicos intermedios y superiores de Prevención de Riesgos Labolares, así como personal de administración y coordinación de la acción.

En esta fase se contempla igualmente y de forma complementaria, la recepción de las inquietudes del empresario respecto a la Prevención de Riesgos Laborales, para desarrollar futuras actuaciones en la citada materia.

Fase 3.- Estudio y evaluación de resultados.

Realizadas las primeras actuaciones sobre las empresas, se han podido estudiar los resultados obtenidos y desarrollar las primeras fichas informativas, que serán difundidas al empresariado extremeño, hayan participado directamente o no, en el Proyecto, que permitan la consulta de trabajadores y empresarios.

El formato escogido para materializar dichas fichas ha sido plenamente electrónico como formularios PDF que permiten la óptima difusión de los resultados obtenidos.

Deja un comentario